En Argentina y en muchos países de América Latina hay un vicio particular al momento de invertir en tecnología. Solo se compra el hardware y se deja al área sistemas o a la empresa contratada para brindar servicio de asistencia la instalación del software necesario sin preocuparse de donde lo obtienen. En muchos casos hasta se les exige que sea de esa forma la implementación.

Lo que esto redunda es en una implementación de soluciones de software de dudosa procedencia cuando se trata de iplementaciones que requiere el pago de licencia.

No parece ser una cuestión económica, si no una cuestión más bien cultural. Se nos ha inculcado que el software es gratis en todos sus formas y que se consigue en internet. Esto no solo es falso, sino también peligroso. Al momento de realizar los presupuestos muchas veces las empresas de servicio ni siquiera incluyen el costo de las licencias por el hecho que se basan en su repositorio de software+crack bajado de internet. Con eso creen competir con otro tipo de soluciones más profesionales.

La realidad de la solución final es que al corto plazo se verán incluyendo parches no oficiales o bien otra vez utilizando software que requiere de artilugios no legales para su funcionamiento o bien, simplemente, no se realizan las actualizaciones de seguridad por la imposibilidad de realizarlas dado que no se cuenta con la licencia que se lo permita.

Muchas veces hemos visto en AltoSec empresas de gran envergadura contar con soluciones deficientes o carentes de posibilidades de funcionalidades o actualizaciones por el simple hecho que no se tuvo en cuenta al momento de la implementación que lo que se requería para la solución implicaba abonar una licencia.

Servidores que contienen TODA la información producida por la empresa se encuentran funcionando con sistemas que no se actualizan, carentes de programas antivirus o con funcionalidades limitadas que no permiten escalabilidad.

Es importante recordar al momento de la adquisición de una solución de sistemas entender la función que cumplirá y extender la visión a mayor largo plazo, teniendo en cuenta el crecimiento de la organización y las necesidades sistémicas a futuro.
La buena diagramación de la solución implica entender sobre diferentes tipos de tecnologías al tiempo de también conocer que existen soluciones mucho más económicas, pero no por ello menos eficientes, como las implementaciones con Software Libre. Por supuesto, de optar por este tipo de soluciones es necesario conocer bien a quién se le está solicitando la implementación ya que de la misma forma que con el software que requiere el pago de licencias las implementaciones de software libre requiere de que el equipo involucrado tenga la experiencia para su implementación.

Es aconsejable tomarse un tiempo para ver la solución que se está proponiendo y ver que todas las partes involucradas en la misma sean las correctas. No solo por comprar un buen servidor se está a salvo de problemas a futuro.